Header Ads

Urdangarín: no hay piedad para el "cuñao".

Urdangarín satisfecho tras dar el típico consejo de "cuñao"

Fuentes de toda solvencia allegadas a la Casa Real aseguraron a nuestros reporteros que Iñaki Urdangarín pudo haberse librado de la cárcel a poco que el Felipe VI "hubiese hecho un par de llamadas", no obstante, y desde que apareció en los medios de comunicación el Caso Noos", Felipe VI, cuñado de Urdangarín, se negó en redondo a "echarle una mano".

En algún momento fuentes cercanas a la persona del monarca le pidieron que "hiciese algo", ante las cuales el monarca se limitaba a enviar una mirada furibunda al que tal cosa sugería y si acaso zanjaba el tema con un breve "que se joda el puto cuñao de los cojones".

Y es que al parecer el Rey estaba, e incluso se puede decir que está, muy harto de quien él mismo califica sarcásticamente como "cuñao". Y es que al parecer fueron varios años los que pasó Felipe VI soportando "los alardes de sabiduría" de Urdangarín, mostrando en no pocas ocasiones su malestar hacia los mismos "este tipo cree que sabe de todo, y aquí el preparao soy yo", parece que se le escuchó al monarca decir en alguna ocasión.

Así las cosas se puede decir que Iñaki Urdangarín pasará en la cárcel un tiempo bastante largo "por cuñao", al haberse dedicado a dar consejos "absurdos, sin que nadie se los pida y sin venir a cuento".

Personal autorizado de la Casa Real ponen en valor la figura del Jefe del Estado "menos mal que no hizo caso de su cuñao y no se metió en sus negocios, que Urdangarín insistir insistía", así pretenden hacer notar el instinto de Felipe VI "para verlas venir de lejos".

Por lo visto, a estas alturas de los sucesos que terminaron con Urdangarín en prisión, el Rey parece gozar de cierta tranquilidad, lo único que al parecer lamenta en "petit comité" es la benevolencia de los jueces con su cuñado "cien años o más de talego le hubiese metido yo", parece que se le escuchó decir en alguna ocasión.
Con la tecnología de Blogger.