Header Ads

Pedro Sánchez: "el próximo que quiera ser ministro me trae el certificado de penales"

Pedro Sanchez visiblemente iracundo durante el Consejo Ministerial extraordinario

Pedro Sánchez explotó cuando conoció la noticia de que Maxim Huerta había defraudado a la hacienda pública 256.778 euros entre los años 2006 y 2008 a través de la creación de sociedades interpuestas, parece ser que tras golpear con contundencia la mesa del Consejo de Ministros y Ministras se ensució un poco en varios miembros muy conocidos del santoral y profirió varios juramentos en arameo "bastante malsonantes y de muy poca educación", según comentó a Diario Minuto el ujier que les lleva agua y café mientras están en sesión. No obstante, y a pesar de los soeces juramentos, las ministras y ministros aprobaron su grosero comportamiento ya que lo hizo de forma paritaria, según Dolores Delgado, Ministra de Justicia "se ciscó por igual en santos que en santas, no discriminó a nadie por cuestión de género ni de génera".

Maxim Huerta al parecer no lograba, a pesar de toda su cultura, articular palabra y solo pudo responder un lacónico y timorato "es que soy de letras", a modo de disculpa con sus fallos de cuentas y números con la Agencia Tributaria.

Entre varios ministros, y especialmente gracias a los conocimientos médicos de la Ministra de Sanidad Carmen Montón, lograron tranquilizar levemente al presidente, que tras recomponerse un poco y respirar varias veces exigió que los futuros ministros presenten el correspondiente certificado de penales y los documentos necesarios de estar al corriente de pagos, deberes y obligaciones con cualquier otro organismo del estado "y además que me los investiguen a fondo la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local".

Algunos ministros trataron de hacerle ver que lo que estaba pidiendo igual era un poco exagerado, desistieron de su actitud ante la mirada iracunda de Pedro Sanchez, que según fuentes debidamente acreditadas "parecía echar fuego por los ojos mientras apretaba fuertemente los puños".

Maxim Huerta por su parte, salió del salón del Consejo de Ministros caminando hacía atrás de rodillas y haciendo inclinaciones de torso "hasta tocar el suelo con su frente" mientras decía repetidamente "perdón, perdón, gracias por la pensión".
Con la tecnología de Blogger.