Header Ads

Ayuntamientos obligados a llevar "un registro de hipsters"

Un par de hipsters



El Gobierno en funciones ha aprobado esta misma mañana y con caracter urgente una nueva ley que obligará a los ayuntamientos a contar con un registro de hipsters "por lo que pueda pasar".

Se trata, según el gobierno, de una medida de caracter sanitario en prevención de posibles epizootias que pudieran surgir de esta nueva moda "parecen limpios, pero quien sabe los gérmenes patógenos que algunos pueden portar en esas barbas".

La nueva corriente hipster surgió hace unos años en entornos más bien urbanos y consiste básicamente en dejarse pobladas barbas, que se aliñan con varipintos tatuajes por todo el cuerpo y gafas pasta lo que otorga a estos nuevos hipsters (nada que ver con el movimiento surgido allá por los años 40 y 50 en los Estados Unidos de Norteamérica.

Otras tendencias que se asocian al mundo hipster son la utilización de ropa vieja o vehículos semidesvencijados (tanto coches como motos), a los que ellos suelen procurar una mano de pintura en plan barato, a todo esto suelen denominarlo pomposamente "estilo vintage".

Como añadido a todas estas curiosidades es conveniente saber que suelen escuchar música indie, aunque en esto se muestran algo confusos y los hay escuchando rock clásico creyendo que es música alternativa, su alimentación suele ser variopinta aunque predominan los veganos en la creencia de que los productos cárnicos y las salsas de adobo podrían deteriorar sus pobladas barbas.

Suelen así mismo mostrarse alejados del mainstream, o lo que es lo mismo, de las corrientes culturales predominantes, bien sea moda, música, etc. siempre y cuando, claro, nadie les regale una chaqueta Belstaf o unos pantalones Dockers, en cuyo caso simplemente alegarán que como se los dio otra persona los consideran de segunda mano.

El gobierno solicita la colaboración ciudadana y que se de aviso a las autoridades municipales en caso de que se detecte por la calle algún hipster sin registrar "no muerden ni nada, pero desconocemos por el momento si pueden ser portadores de gérmenes patógenos y conviene tomar medidas y estar prevenidos".

Por el momento las policías locales ya están indagando en los entornos de peluquerías, centros de belleza raros y mercadillos de segunda mano con el fin de localizar al máximo número de ellos y proceder a su registro y marcaje "les hacemos un tatuaje con un número, o les ponemos un crotal similar al del ganado vacuno en la oreja derecha, es negro y con un número, suele gustarles, y como es gratis...", ha explicado a nuestros reporteros el jefe de la policía local de Madrid.
Con la tecnología de Blogger.