Header Ads

Santiago Calatrava culpa a "los chinos" de los fallos en sus obras.

Santiago Calatrava posando con un sombrero que se hizo hace poco


El conocido y muy polémico arquitecto Santiago Calatrava a culpado a "los chinos" de los desperfectos y problemas estructurales que vienen dándose en diversas obras realizadas por él.

En una rueda de prensa dada esta tarde a raiz de las reclamaciones que se le realizan por los desperfectos y fallos en la construcción del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, el arquitecto valenciano ha culpado a "los chinos" ya que según él son los culpables de "hacerlo todo mal, incluso las herramientas, que se rompen constantemente".

Calatrava ha cargado también contra los gobiernos chino y la Unión Europea por consentir que se puedan fabricar, exportar e importar productos "de tan pésima calidad", según el arquitecto esos productos "de tan baja calidad no deberían de estar permitidos, uno los compra de buena fe y ya se ve lo que sucede".

Manifestó así mismo que la culpa no es de él en absoluto "aunque lo pudiera parecer", Calatrava explicó que él se limita a pedir los productos y material necesario a suministradores y a partir de ahí supone que todo está "correctamente homologado y es adecuado para trabajar, no voy a tener yo la culpa ahora de que el cemento no pegue, las paletas de los albañiles se rompan, el acero se tuerza o la fibra de vidrio se deshaga en pedazos".

Calatrava también explicó a los presentes que llevaba ya unos años preguntándose porque sus obras fallaban tanto y daban tantos problemas, hasta que "ayer me puse a mirar las etiquetas de lo que se había ido comprando y descubrí que todo era made in China"

Al parecer el arquitecto no había sospechado antes tal cosa, la sospecha llegó en el día de ayer al comprar unos muebles de terraza para su jardín y comprobar que "además de difíciles de montar" mostraban un serio problema con las herramientas de montaje "cada pieza traía una llave alen, y se gastaba antes de apretar todos los tornillos, cuando usé una fabricada en la Unión Europea resultó que se gastaban los tornillos sin llegar a apretarlos del todo", así que Santiago Calatrava, tras meditar lo que estaba sucediendo, comprobó el origen de los muebles de jardín descubriendo que procedían de la República Popular China "me pasé toda la noche revisando facturas de suministradores y resulta que casi todo con lo que  he construido es chino, por eso va todo tan mal, la culpa es de ellos", Al parecer no se percató antes de este pequeño detalle ya que "yo nunca monto nada, siempre hay quien me lo haga, lo que pasa es que los obreros son también muy dejados y no te cuentan las cosas, lo que quieren es que den las siete y media para marcharse a toda prisa a tomar cervezas y cobrar a fin de mes".

Santiago Calatrava advierte que a partir de ahora demandará a cualquiera que intente culparlo de defectos en sus obras "yo las hice comprando los materiales adecuados y de buena fe, si los chinos no fabrican bien las cosas y la Unión Europea consiente en traerlas es problema de ellos, no culpa mía".

Algún reportero le preguntó si nunca había sospechado de los precios quizás demasiado baratos de los materiales que usa en sus obras, a lo cual el prestigioso arquitecto respondió a la vez que se encogía de hombros: "mi misión es que las obras que hago sean lo más baratas posibles y que no se disparen los costes".

Con la tecnología de Blogger.