Header Ads

Christine Lagarde asegura que los pobres son muy monos

Christine Lagarde explicando como le echa cacahuetes a los pobres.


Christine Lagarde aseguró durante rueda de prensa en la mañana de hoy que "los pobres son muy monos". Sucedió al ser interpelada, por una reportera del Washington Post, sobre el significativo aumento de la pobreza en el mundo y el aumento de personas que viven bajo el umbral de la miseria, mientras que los ricos aumentan considerablemente sus ya de por si abultadas cuentas corrientes.

Christine Lagarde, sin perder la tranquilidad ni la sonrisa, aseguró que "le encantaban los pobres y que hacía todo lo que podía por ayudarles" entre otras medidas de menos consistencia que toma la presidenta del Fondo Monetario Internacional para paliar la pobreza aseguró que "les tiro cacahuetes cuando veo a alguno por la calle, siempre llevo alguna bolsa de cacahuetes o algunas otras chucherías por si me topo con pobres".

Finalmente terminó su explicación, siempre sin perder la leve sonrisa que la caracteriza explicando que "me gustan los pobres pero a la vez me dan penita, a veces pienso que deberíamos de hacer algo, no se, encerrarlos en jaulas adecuadas, así les podríamos echar allí chucherías y darles de comer mejor, además podríamos también tenerlos entretenidos haciendo algún trabajo fácil para grandes multinacionales, ese trabajo se podría remunerar en especies y recompensas, si trabajan mucho, por ejemplo, se les echa más comida o se les da un manguerazo de agua fría, que me dijeron que los pobres disfrutan mucho cuando se les echa agua. Pobrecitos, me dan mucha pena, algunos viven en una caja de cartón".

Cuando la periodista del Washington Post inquirió de nuevo a la presidenta del FMI sobre si no le parecía excesivo encerrar a los pobres en esa especie de zoologicos la ilustre dama explicó un escueto "no, a veces son violentos, no es la primera vez que intentan atacarme cuando les echo cacahuetes, creo que sueltos por ahí pueden ocasinar alguna desgracia".

Posteriormente admitió que quizás también las personas adineradas, como ella, podrían comprar un pobre "supongo que bien adiestrados no ofrecerán peligro a las personas, sobre todo a quienes seamos sus dueños, además podrían hacer labores en nuestros hogares y bueno, siempre es magnífico para ellos".
Con la tecnología de Blogger.