Header Ads

Un perro decide no ser el mejor amigo del hombre

Burn perpetrando su ataque desvirilizador



Burn, que así se llama el pequeño yorkshire terrier de la imagen (tomada décimas de segundo antes de que perpetrase su brutal atentado) decidió de repente dejar de ser el mejor amigo del hombre "ahora a cada hombre que ve intenta morderle los huevos", dice Mary Hopkings, su propietaria y esposa de su convaleciente marido.

Todo sucedió de repente, el pequeño Burn parecía un perro feliz como cualquiera hasta que de pronto "sufrió como un transtorno mental y se abalanzó sobre los testículos de mi marido". Según su propietaria hasta ese día era un perro cariñoso "algo cascarrabias como todos los yorkis, pero nada anormal, a mi marido le quería y nunca había atacado a nadie".

La víctima, el señor Taylor, que se encuentra hospitalizado y ya estable, ha manifestado que no comprende como el can pudo haberse transformado en semejante fiera castradora "alguna vez le di un cachete para sacarlo del puñetero sofá, que me quita el sitio, pero nada más, no me lo explico, no me lo explico", se lamentaba ayer tarde Mr. Taylor.

El veterinario de la familia, sin embargo, tiene una hipotesis plausible: "el perro está encoñado con su dueña y tomó al hombre de la casa por un enemigo en la manada, un enemigo que le roba favores, caricias y posiblemente también piense que le quita alimento, de ahí su comportamiento". Al ser preguntado si este tipo de ataque podría extenderse con el tiempo a otros perros de la misma raza manifestó que no lo consideraba posible "lo jodido es que a los rottweilers o a los pastores del caucaso les de por hacer lo mismo, pero tampoco lo considero probable".

La pareja ha manifestado que no piensan deshacerse del can, y mucho menos sacrificarlo "a mi marido le quitó un huevo, pero total para lo que lo usaba no creemos que lo eche de menos, además yo estoy muy encariñada con mi Burns" ha manifestado la señora Hopkings.

Con la tecnología de Blogger.