Header Ads

Se suicida antes de asesinar a su mujer

Saladina Mariela fotografiada en el momento de enterarse del trágico fallecimiento de su esposo



De "Un olvido absurdo", así calificó la policía de Caracas lo sucedido con D. Argimiro Michelena, que se disparó un tiro en la cabeza antes de asesinar a su esposa. A este conocimiento llegaron por una nota que el finado dejó encima de la mesilla de noche antes de dispararse en la cabeza con una pistola Smith & Wesson de 9mm Parabellun.

En la nota que los efectivos policiales muestran a los medios, puede leerse con muy mala letra y evidentes faltas de hortografía lo siguiente: "Azesino a esta sorra porque no me deja tranquilo ni pal carajo, ziempre me enbia a haser mandados, ziempre me regaña por todo, no puedo ver tele ni tomar tragos ni mierdaz, yo me saco la bida porque zin su conchita no quiero bibir".

Saladina Mariela Lujan, esposa del finado, nos comentaba muy alegre y sonriente que el fallecido era muy despistado, que nunca fue muy de centrarse en lo que hacía y que por sus distracciones ya "lo habían botado de algún que otro trabajo".

Interrogada por si había sido maltratada con anterioridad por su fallecido esposo dijo que no, que le pegaba lo normal "Cuando me iba de rumba con mis amigas, me ponía minifaldas, o si me miraban otros hombres y yo les sonreía, ahí si me golpeaba fuerte, pero claro, tenía razón, yo no le iba a decir nada por eso, por lo demás Miro era muy obediente, muy bien mandado pues"

Saladina comentó a los medios que tratará de rehacer su vida, aunque le será difícil: "teníamos algunos ahorros, creo que saldré a comprarme ropa, un deportivo y a rumbear para buscarme a un hombre que me mantenga, no soy muy vieja aún y tengo posibilidades" dijo mientras le sonreía a un robusto empleado de la funeraria que metía al que en vida había sido su marido en una bolsa de plástico y cerraba la cremallera.


Con la tecnología de Blogger.