Header Ads

Monja africana abusa cruelmente de sacerdotes.

Sor Maisha es conocida por algunos sacerdotes como "La Ira de Dios".



Los sacerdotes próximos a Ebolowa, al sur de Camerún están hasta el bonete de la reverenda abadesa del monasterio de la Orden de la Merced que existe en dicha población africana. 

Según el obispo de la diocesis, monseñor Deebe, los sacerdotes de la zona viven realmente atemorizados, al parecer, y siempre según sus palabras, no pueden ni acercarse al convento tan siquiera a darles la confesión o a administrar otros sacramentos como la eucaristía a las demás hermanas, y es que la abadesa mercedaria, sor Maisha Omoro, parece ser -según monseñor Deebe- que es de líbido subida y que además le van las prácticas sadomasoquistas "lo malo es que es muy dominanta y nos amarra a postes y nos fustiga con mucha dureza cada vez que nos pilla, vamos, que nos pone a caldo. Algunos sacerdotes están tan atemorizados que basta que ella los llame para que se presenten en el convento y allá van, y es que no es la primera vez que la abadesa aparece en una parroquia y sodomiza al cura párroco, y claro, los sacerdotes prefieren sufrir en la intimidad de las paredes del monasterio que ser ridiculizados públicamente en las parroquias que administran", explicó el obispo realmente emocionado, bueno más que emocionado compugnido "le encanta vernos llorar y pedir perdón" ha rematado el obispo..

Tratando de llegar a la verdad del asunto Minuto News pudo hablar brevemente con sor Maisha, no mucho porque la verdad es que da algo de miedo esta monja mercedaria, la cual contestó de forma muy airada con un "estoy hasta los mismos ovarios del Vaticano y toda la ralea machista de estos puñeteros clérigos, aquí se hace lo que yo digo y punto, y si me da la gana de sodomizarme a un cura con un vibrador pues lo hago, que bastante abusan ellos de pobres criaturas que son angelitos de Dios, además, que no se quejen tanto que bien que les gusta cuando les pongo cilicios y les doy santo suplico, que son una panda de mariquitas pedorros, yo lo único que hago es abreviarles el trabajo y darles penitencia por sus muchos pecados, estoy convencida de que les gusta, mucho, pero les da vergüenza reconocerlo".

El obispo de la región ha solicitado por carta al Papa Francisco I la destitución o expulsión de la abadesa mercedaria lo antes posible por el bien de la Iglesia. El Papa no ha contestado de momento pero fuentes vaticanas que prefieren mantenerse en el anonimato dicen que cuando se le habla del asunto al Pontífice "se parte la caja de la risa" y que no descarta realizar algún viaje a Camerún para visitar el convento de Ebolowa con el fin de conocer de primera mano lo que allí sucede. 
Con la tecnología de Blogger.